separador

Viaje a la Laguna el Morado

Por Manuel José Hevia
A 85 km de Santiago se encuentra el refugio Placa Roja (www.placaroja.cl) donde un grupo de 17 alumnos de la Universidad, entre ellos de intercambio estudiantil, más autoridades, profesores y administrativos pasaron un grato fin de semana de treacking, asados y agradable compañía.

foto_1La travesía de los alumnos hacia el lugar comenzó el día sábado bien temprano. A las 8 am se encontraba un Bus privado que transportaría a todo el grupo hacia el destino planeado. Mientras uno a uno comenzaban a subir, los encargados de la actividad, Gonzalo Lara y Eduardo Brzovic vereficaban que todos cumplieran con los instrumentos de seguridad requeridos para esta aventura. El destino: El Glaciar el Morado en el sector de Lo Valdez, Cajón del Maipo.

Tras más de una hora de viaje, el comité llegó hasta el refugio, donde se les esperó con un rico desayuno para comenzar a repartir las primeras instrucciones. Instrucciones que fueron dadas por un grupo especializado de profesionales que guiaron a los aventureros en todo el trecking. Esta fue la primera actividad que se realizó, apenas llegado al lugar. La caminata que se extendió por largos13 kilómetros hacia la Laguna El Morado, a unos 2.500 metros del altura, dejó exhaustos a todos los que fueron parte de ella. Tras tres horas y media de caminata llegaron a las aguas Las Panimavidas. Luego, de vuelta al refugio a disfrutar de un rico asado, acompañado de una fogata con una sana conversación.

caminatacaminata3caminataw

Para el siguiente día, el equipo de producción preparó un desayuno bien temprano en la mañana para dirigirse a una mañana de relajo y esparcimiento en las Termas de Colina, ubicadas a unos 20 kilómetros hacia la cordillera desde el refugio, cerca del límite con el país vecino, Argentina. Las termas cuentas con tinas, aguas asufradas (provienen de cuevas saturadas de azufre) que superan entre los 30 y 40 grados de temperatura. En este lugar, el equipo completo descansó de la travesía del día sábado. Luego, regreso a la cabaña, almuerzo y emprender la vuelta hacia Santiago. Durante el viaje, los participantes pudieron disfrutar de la naturaleza propia de la montaña y tuvieron el privilegio de ver en hábitat natural la flora y fauna que el lugar ofrece, teniendo algunos la suerte de tener algo de contacto con el zorro blanco, tan característico de la zona.

aguas1 aguas2

De tan exitosa experiencia, la DAE, en conjunto con la Coordinación de Deportes, esperan repetir esta oportunidad hacia otro lugar turístico de la zona.

  • Publicado en: DAE
  • Publicado el: 31.10.10