separador

Novios egresados destacan la importancia de la Universidad Finis Terrae en sus vidas

Ex alumnos de la carrera de Derecho e Ingeniería Comercial contaron su historia, destacando la importancia que tiene la Universidad para ellos.

Novios egresados destacan la importancia de la Universidad Finis Terrae en sus vidas

Luego de seis años de relación, Jenny Cárdenas -egresada de la carrera de Derecho- y Felipe Lagos de Ingeniería Comercial, decidieron casarse el próximo 13 de febrero y contar la importancia que tiene la Universidad para ellos.

Para ambos, esta Institución es parte de sus vidas, no es sólo una casa de estudios, “Para mí la Finis Terrae no es sólo una Universidad, sino que es MI universidad, me siento parte de ella y por lo mismo  soy súper abanderada. Para mí no sólo es una casa de estudios y esto porque jamás me hicieron sentir como un número, sino que se preocuparon de mi como estudiante, como persona y como alguien a quien debían conducir en el cumplimento de sus metas, lo que no es nada fácil para quien trabaja y estudia”, señaló Jenny.

Para ella, en la Universidad encontró calidad humana en todos sus funcionarios.  Señaló que en la escuela conocían su nombre, notas, su esfuerzo, y sus complicaciones y no porque fuese una alumna extrovertida, “sino porque de verdad se preocupan de sus alumnos y de apoyarlos en el camino que conduce al egreso y la titulación”, afirmó.

Actualmente de novios, decidieron filmar un video para su matrimonio en la Universidad, lugar en el cual han pasado la mayor parte de su pololeo, y por ende un espacio que los ha marcado a ambos. “Todo surgió cuando con Jenny nos pusimos a pensar a donde iríamos a dar la vuelta como novios luego de la iglesia y dijimos “la universidad” pues de los 5 años y medio que llevábamos pololeando 5 de ellos nos lo habíamos pasado en la universidad y el proyecto profesional siempre fue importante para nosotros”, manifestó Felipe.

Para Felipe, La Universidad le entregó herramientas profesionales y personales fundamentales, a amar y respetar su profesión, a hacer todo lo que ella implica con esfuerzo y dedicación; que no sólo es fuente de conocimientos sino que debe entregarlos a quien los necesite de manera responsable, honesta y de la mejor forma que pueda. “La Universidad confío en mí, respetó mis tiempos fuera de ella y siempre hubo profesores a quien acudir en caso de necesitarlo. Hoy puedo decir que la Finis y la Escuela de Ingeniería Comercial me dieron las fortalezas y capacidades para plantarme frente a cualquier persona y demostrar que soy un profesional hecho y derecho, capaz de desenvolverme con total versatilidad en cada trabajo que me proponga emprender”, afirmó.

Ambos se llevan los mejores recuerdos de la Institución, de los profesores, y en general de todo el personal. Según señalaron, todos siempre estuvieron dispuestos a ayudarlos y también se llevaron la gratificación de haber creado grandes amistades, todas esforzadas y estudiosas, con gran calidad humana.

  • Publicado en: Egresados
  • Publicado el: 14.01.16