separador

Jaime Collyer recibió Premio Academia Chilena de la Lengua por su libro de relatos “Swingers”

El profesor de la Carrera de Literatura de la Universidad Finis Terrae sumó un galardón más en su amplia y destacada trayectoria como escritor.

Jaime Collyer recibió Premio Academia Chilena de la Lengua por su libro  de  relatos “Swingers”

El lunes 21 de septiembre, Jaime Collyer, docente del ramo Taller de Narrativa y cursos monográficos de la Escuela de Literatura, recibió –de parte  del Presidente de la Academia Chilena de la Lengua, Alfredo Matus- el Premio Academia, otorgado a la mejor obra publicada en el país el año anterior a la elección, por su libro de relatos “Swingers” (Random House, 2014).  

Jaime Collyer Canales nació en Santiago de Chile en el año 1955. Estudió Psicología en la Universidad de Chile y obtuvo el grado de Magíster en Sociología en la ciudad de Madrid. Es profesor de la Universidad Finis Terrae y la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación.

Dentro de los premios que ha ganado destacan: Premio Municipal de Santiago (2006) por “La voz del amo”, Premio Altazor (2003) por “El habitante del cielo”, Premio del Consejo Nacional del Libro (1999) por “La bestia en casa” y Premio Grinzane Cavour  en el año 2001 por su obra “El infiltrado”.

Ha ganado muchos premios a lo largo de su carrera ¿Qué significado especial tiene el último galardón obtenido?

El gran significado es que él ha provenido espontáneamente –ni siquiera sabía que el libro estuviera considerado para el premio– de académicos y estudiosos de la lengua, individuos que laboran como yo con el idioma y en la escritura. Eso es singularmente estimulante y a la vez enaltecedor. Equivale a recibir un espaldarazo de parte de una audiencia que valoro especialmente por sus logros y su propia obra en el ámbito de la ficción o el ensayo.

¿Cuáles cree que son los aspectos más importantes que tuvo su obra "Swingers" para ser premiada?

De las palabras escuchadas en la ceremonia de premiación, me queda la impresión de que se lo consideró un libro bien escrito en lo formal y audaz en su temática. Personalmente, esto último fue lo que más me resonó y lo que me resultó más gratificante, porque mi intención al escribirlo era, precisamente, la de entrar en un área temática inhabitual y jugar con la parodia de la crónica histórica o periodística, tratando un tema que es aún una posibilidad a futuro y requería de un empeño adicional para generar la sensación de verosimilitud en el receptor de los relatos.

¿Qué lo llevó a querer escribir sobre la clonación?

Es un tema que empezó a convocarme hace años, al igual que otros desarrollos tecnológicos actuales, como la revolución informática. Temas cuya incidencia en nuestras vidas es hoy inusitada y vasta, arrolladora y cuyas consecuencias, por lo mismo, son impredecibles para nuestras relaciones íntimas o nuestras aptitudes neuronales. Me interesaba entrar en lo de la revolución genética eventual, para satirizarlo y valerme de ello como un espejo deformante de nuestra vida actual. 

¿Está trabajando en alguna obra más actualmente?¿Me podría adelantar de qué tratará y cuándo estará disponible para el público?

Estoy trabajando en un volumen de cuentos eróticos, pero está recién en sus inicios, falta aún para que vea la luz. Ni siquiera sé muy bien si la verá alguna vez, estas cosas fallan a veces sobre la marcha y uno deriva a otra cosa sin proponérselo. Pero al menos la intención de trabajar el asunto del eros existe, y la intención de preservar ese equilibrio difícil entre lo obsceno y lo excesivamente lírico. Vamos a ver qué pasa.

Para ver agradecimientos de Jaime Collyer haga click aquí

Para ver dedicación del escritor Carlos Franz haga click aquí