separador

Facultad de Educación y Ciencias de la Familia realizó Seminario en Psicomotricidad

En el marco del inicio del nuevo Magíster en Psicomotricidad Educativa.

Facultad de Educación y Ciencias de la Familia realizó Seminario en Psicomotricidad

El pasado 6 de agosto la Facultad de Educación y Ciencias de la Familia  realizó el Seminario “La psicomotricidad educativa, una mirada innovadora en educación”, dirigido a los profesionales vinculados al área. Esto a raíz del nuevo Magíster de Psicomotricidad que la Universidad Finis Terrae está impartiendo en su área de postgrados.

Karin Haddad -Directora Académica del Magíster en Psicomotricidad Educativa de la Universidad Finis Terrae, quién imparte el módulo de Introducción a la Psicomotricidad y Taller de expresión oral- y Javier Sanhueza -experto en mediación comunitaria y Psicomotricidad educativo- terapéutico- quien está a cargo del módulo de Psicomotricidad y neurociencias, fueron los profesionales encargados de dictar el seminario.

El objetivo central de la actividad  fue dar a conocer el Magíster, además de enfatizar la importancia que tiene el trabajar en la educación a través del movimiento.

Javier Sanhueza profundizó y explicó la importancia del seminario y el programa de postgrado:

¿Qué factores hacen que este programa sea innovador? En ese aspecto específico ¿Cuál es la situación de Chile?

Principalmente, digo innovador porque vamos a ser el primer Magíster en Chile sobre psicomotricidad educativa. A la gente que no ha sido suficientemente avalada, le vamos a dar un marco de trabajo porque en psicomotricidad hay una regla: Cada estructura constante da seguridad a la persona. Si nosotros en el Magíster logramos dar esta estructura, vamos  a darle un marco para que se sientan seguros de lo que están haciendo y así transmitirla.

¿La psicomotricidad es un tema que no está muy desarrollado en Chile?

Yo creo que ha estado desarrollado parcialmente.  En el Magíster vamos a ver teorías que sirven en algún momento dado, pero que no son las últimas teorías que han sido las más probadas en un entorno. Por ejemplo, la catalana, donde hay escuelas innovadoras donde implementan sistemas de trabajo en los cuales el rol del docente se basa en la disponibilidad corporal. Esto quiere decir, ponerse al servicio de sus alumnos, cercanía y no actuar desde la autoridad.

Hablas de un modelo de educación innovador, como por ejemplo el de Cataluña. ¿Crees que en Chile estarían preparados para esto?

Creo que hemos tardado. Hace bastantes años habíamos trabajado el tema de cómo considera el colegio el cuerpo, es decir, cuánto tiempo le dedicamos a sacarle callos a los codos en el escrito o a movernos. Le exigimos al niño que permanezca quieto, pero antes tiene que aprender a moverse y controlar ese movimiento para poder lograrlo. En Chile, creo que ha habido una aproximación  curricular, pero concientizar a las cúpulas que diseñan los programas cuesta mucho. Esto, porque  no son especialistas. Creo que faltaría mayor flexibilidad de los centros para que cada uno adecúe la metodología a los recursos humanos que tiene que es el profesorado. Lo que no podemos hacer es homogenizar a todos. No todos van a estar preparados para trabajar en sicomotriz.

¿Por qué nace el Magíster?

Una de las razones, es porque la gente del Diplomado en Psicomotricidad Educativa nos pidió mayor profundización. Entonces, cuando ya tuvimos un número más considerable de versiones, nos pusimos a trabajar en el Magíster, hasta que se aprobó.