separador

Estudiante y egresado de Periodismo fueron elegidos entre los 100 jóvenes líderes por Diario El Mercurio

Benjamín Rodríguez fue reconocido por formar parte del Proyecto Formando Chile y Álvaro Izquierdo por pertenecer a la Multigremial Nacional de Emprendedores.

Estudiante y egresado de Periodismo fueron elegidos entre los 100 jóvenes líderes por Diario El Mercurio

Líderes Jóvenes, el especial de la revista Sábado de El Mercurio, seleccionó a Benjamín Rodríguez, alumno de la Carrera de Periodismo de la Universidad Finis Terrae por su participación en Formando Chile,  Corporación que nació el año 2010 y que busca darle una solución a las diferentes problemáticas sociales que se presentan en la poblaciones, a través de la co-construcción y por medio de una educación integral. Asimismo, Álvaro Izquierdo, ex alumno de la misma Carrera, fue elegido por su cargo de Director Ejecutivo de la Multigremial Nacional de Emprendedores, Institución gremial sin fines de lucro que se formó el año pasado para fomentar el desarrollo de Chile a través del apoyo a Pymes y emprendedores.  La revista elige a 100 jóvenes destacados a nivel nacional en diferentes áreas, como  política, arte, economía, innovación y emprendimiento, entre otras.

Benjamín Rodríguez: “Hay que alzar la voz y hacer visible las problemáticas de estas personas que no están siendo escuchadas”

¿Qué significado tiene para ti este reconocimiento?

No me lo esperaba. El trabajo que realizamos en la población La Pincoya es bastante silencioso, es decir, hemos logrado formar lazos muy grandes con los niños y familias del sector, pero hacia afuera no se conoce mucho. Lo siento como un reconocimiento por todo el esfuerzo y tiempo que le hemos dedicado a esta causa.  Estoy muy convencido de que éste es el camino que todos debiesen tomar, el servicio público. Hay un grupo humano muy potente que se despierta todos los días soñando con una Pincoya menos segregada y más inclusiva, donde todos nos miremos a las caras por igual y eso se ha dado, con muchos costos, pero se ha dado. El premio es un espejo del trabajo que han realizado cientos de jóvenes que han pasado por el proyecto.

¿Qué características consideras que te convierten en líder?

El compromiso con los vecinos y estudiantes de la población. Una vez que ingresé al proyecto me di cuenta de que se me iba a hacer muy difícil no vincularme tanto, me da rabia las diferencias sociales que existen en nuestro país y no me podía quedar de brazos cruzados frente a esto. Siento que hay que alzar la voz y hacer visible las problemáticas de estas personas que no están siendo escuchadas. Me considero una persona con un gran compromiso social, me involucro mucho con las cosas que hago, me gusta realizarlas bien y no dormir si es necesario para poder llegar a los objetivos que nos vamos fijando. Se necesitan jóvenes comprometidos y soñadores.

¿Cuándo y por qué comenzaste a participar en el Proyecto Formando Chile?

Ingresé a la Corporación el año 2011. Me acuerdo que en ese tiempo el proyecto era bastante pequeño, un par de amigos de generaciones más grandes de mi colegio participaban y un día me llegó un correo de Tomás Vodanovic, fundador del proyecto que también salió elegido joven líder este año, para invitarme a que me sume como voluntario. En un principio no quise entrar porque pensé que no iba a ser compatible con la Universidad, no sabía bien cómo iba ser esa etapa que estaba partiendo pero al poco tiempo lo sentí como una necesidad y obligación. Fue lindo porque partimos siendo un grupo de 30 personas y actualmente somos 108 voluntarios, el grupo ha crecido mucho, al igual que el proyecto en general.

¿Cómo describirías tu experiencia viviendo en la Pincoya? ¿Qué fue lo más difícil?

Lo más difícil fue la llegada a la población. Los vecinos no entendían muy bien a que íbamos, hartas personas hablaban mal de nosotros porque pensaban que veníamos a “sapear” o hacer “turismo social”, pero al poco tiempo se dieron cuenta de que la cosa iba en serio, no era esa nuestra intención y nunca la ha sido.

Creo que en la experiencia de haber vivido en la población durante un año y medio logré encontrarle un sentido real a mi vida y me atrevería a decir que desde ese momento mi día a día cambio bastante. Formé relaciones muy importantes que siguen hasta el día de hoy, tengo varios amigos en La Pincoya y alumnos que no he perdido el contacto. De repente alojo en la casa porque da pena irse, es súper fuerte el cambio. Vivir con amigos también era algo que quería hacer hace mucho tiempo y qué mejor que compartir casa siguiendo las lógicas de un proyecto como Formando Chile (FCh) e insertándose en una población como La Pincoya.

La experiencia de vivir en la casa me abrió las puertas para darme cuenta de que la Universidad no es lo más importante, hay que complementar los conocimientos que uno va adquiriendo con las habilidades blandas que tiene cada persona. En Periodismo encontré mi norte porque era una carrera que me daba el tiempo para poder hacer otras cosas. Yo ajustaba mis tiempos y mi motivación por estudiar esta carrera para relacionar todos mis trabajos con el tema de la educación, precisamente con la población, aunque los profesores se enojaran, me tocaron varias discusiones, aunque casi siempre los terminé convenciendo.

¿Cómo te ha ayudado la Escuela de Periodismo en tus actividades?

Mucho. Me dieron todas las facilidades para poder involucrarme como siempre quise en el proyecto. Aunque igual abusaba (ríe), les pedía hasta los profesores que me ayudaran a conseguir espacios en los medios de comunicación para poder difundir el proyecto o que me ayudaran con la asistencia, todo eso sirvió. Me acuerdo cuando me pidieron que sea el Director Social de la Corporación, hace un año, me junté con Marcela Soto (Directora de la carrera) y Marcela Aguilar (Directora Escuela de Comunicaciones) para ver si me podían cooperar con algunas cosas y me dieron su apoyo en un 100%. Aunque nunca descuidé mis estudios, en general me fue bien en la carrera y ahora estoy terminando, me quedan mis últimos exámenes y la entrega de la tesis que la estoy haciendo sobre los efectos de la Reforma Educacional en la educación técnica. La Universidad me dio a entender que lo que hacía en La Pincoya lo podía vincular con mi carrera, esa fue mi máxima motivación para mantenerme vivo en Periodismo.

¿Cuáles son los objetivos que tiene Formando Chile a corto plazo?  ¿Qué iniciativas tienen planificadas para el 2016?

Es un año muy importante, ya que profesionalizaremos la Corporación, es decir, un grupo de cuatro personas (incluyéndome) partiremos a trabajar a tiempo completo desde el 15 de febrero del 2016. Seremos el primer grupo. La idea es ordenar todo lo que hemos formado en estos primeros seis años y buscar nuestro foco final para poder concentrar los esfuerzos. Nos gustaría vincularnos con las comunidades escolares y convertirnos en un apoyo para el municipio, transformándonos en el proyecto educacional de la comuna y quién sabe si de otras en un futuro.

Álvaro Izquierdo: fomentando nuevos liderazgos en el país

¿En qué consiste el proyecto en el cual participas?

La Multigremial está conformada por 15 multigremiales regionales, las que tienen presencia en 13 de las 15 regiones del país. Éstas reúnen a gran parte de los sectores productivos locales, dando representatividad a cerca de 150 gremios y 200 mil empresas de todos los rubros y tamaños.  Este proyecto comenzó el primer semestre de 2014 y se materializó en septiembre de ese mismo año con un lanzamiento en el ex Congreso Nacional con senadores de todas las bancadas, hecho que además permitió la rearticulación de la bancada pro pyme y emprendimiento.

El objetivo de este proyecto es convertir a Chile en el mejor lugar del mundo para emprender y hacer empresa, permitiendo convertirnos en un país desarrollado al año 2030. En ese contexto, trabajamos a diario para empoderar a las regiones, levantar nuevos liderazgos, fomentar la libertad para emprender, defender el derecho a hacer empresa y mejorar las políticas públicas de nuestro país.

¿Qué herramientas te otorgó la Escuela para tu desarrollo profesional? ¿Cuáles destacas más?

Buena base de historia, aunque en algún momento lo critiqué, ahora lo agradezco. También me dio "patas" para enfrentar el mundo laboral y pararme de igual a igual con cualquiera. Una buena red de contactos que me ha servido para apalancar mi crecimiento. A muchos de mis ex compañeros y periodistas de otros cursos más altos los he ido encontrando con el paso de los años. Eso es valorable y me ha mostrado que los egresados de la Finis tienen un buen desempeño profesional, humano y que llegan muy lejos.

¿Cómo crees que te ayudó la formación en la Escuela de Periodismo para lograr ser elegido entre los 100 jóvenes líderes del país?

Creo que incentivó dos cosas clave. Primero, mi creatividad, pues al ser una facultad en ese tiempo pequeña y con recursos limitados, debíamos ser altamente creativos al momentos de enfrentar los trabajos. En segundo lugar, esta Facultad fomentó en mí un espíritu "multifacético" que hoy me permite ser una persona polifuncional y adaptable, debido a una malla curricular amplia y flexible que nos preparó para todo. 

Álvaro Izquierdo afirmó que, a su juicio, este reconocimiento fue por el entusiasmo, cariño y perseverancia que él ha depositado en el proyecto. Es un fiel creyente de que ésta es una forma muy positiva de incluir en la sociedad, y la cantidad de empresas y personas que forman parte de la Multigremial lo comprueban. Aseguró que su capacidad de gestión y ejecución fue un gran aporte en el logro de estos importantes resultados, como por ejemplo, haber mejorado la Reforma Tributaria, haberse transformado en líderes del sector emprendimiento y pyme y, actualmente, haber abierto el diálogo para la Reforma Laboral.