separador

Escuela de Ingeniería promueve emprendimientos entre los alumnos

Fernanda Vicente, docente del curso de Emprendimiento y Directora Ejecutiva de Diverge -el Centro de Innovación Empresarial de la Universidad Finis Terrae- se refirió a éste y otros proyectos de la Escuela.

Escuela de Ingeniería promueve emprendimientos entre los alumnos

La Escuela de Ingeniería Comercial comenzó, a partir del viernes 19 de agosto, las clases del curso de emprendimiento, proyecto que va de la mano con el Club de Emprendedores, instancia pionera e  ideada para crear una red de estudiantes que se apoyen mutuamente e impulsen sus proyectos. “Los profesores en este caso, serán los encargados de guiarlos para que puedan en un futuro, crear sus propias empresas, que sean un real aporte para ellos, su comunidad y asimismo la sociedad”, comenta Fernanda Vicente.

¿Cómo nació la idea de impartir este curso?

La verdad es que emprender es una opción muy interesante para los alumnos y veíamos la necesidad de que quienes tienen proyectos puedan pasar por un curso muy práctico, que los acompaña en un proceso de aceleración de sus ideas. Así, en un semestre, ya terminarán con emprendimientos formados y en marcha.

¿Cuál es el objetivo del curso?

El objetivo es darles un apoyo y acompañamiento en el proceso de creación de empresas a los emprendedores de la Escuela, acelerarlos e incorporarlos en el mundo emprendedor chileno.

¿Cuál fue el feedback de los alumnos?

Estamos recién comenzando, pero en este curso se trabaja mucho. Es 100% aplicado y práctico, pero para los que quieren emprender es de gran ayuda. El emprendimiento es un trabajo duro, pero fascinante y creo que así lo están empezando a ver ellos.

¿Cuáles son tus expectativas del curso?

La verdad es que bien altas. Hay mucho talento en esta Escuela, pero creo que les falta cambiar su visión reactiva del trabajo y enfocarse en una más proactiva. Todavía tienen una mirada un poco escolar de las cosas y por eso, en este curso los impulso a meterse en el mundo real, a crear valor económico, social y ambiental, a ayudarlos a tener la mirada de que ellos sí pueden cambiar realidades con propósito y pasión.

“Espero que al final de este semestre tengamos varias empresas incubadas y aceleradas en las aulas de la Universidad Finis Terrae”, finaliza la docente del curso, Fernanda Vicente.