separador

Cuando uno entra en el área laboral, te das cuenta de la importancia de estudiar en una institución de calidad como la U. Finis Terrae

Ricardo Cáceres, ex alumno de nutrición, asegura que la pasión por su carrera y la buena enseñanza que recibió, le han permitido desempeñarse con alegría y eficiencia en la comuna que lo vio crecer, Peñaflor.

Cuando uno entra en el área laboral, te das cuenta de la importancia de estudiar en una institución de calidad como la U. Finis Terrae

El 2014, un joven lleno de ímpetu, ideas y pasión se titulaba de Nutrición en la Universidad Finis Terrae. Desde pequeño el deporte fue lo suyo, tanto así que llegó a ser seleccionado nacional de hockey sobre patines. Esto hizo que en Peñaflor, la comuna que lo vio crecer, todos lo conocieran por su desempeño como deportista. Además, siempre mantuvo una gran preocupación por su entorno, por lo que desde el primer segundo en que tuvo su título, supo que era el momento de hacer algo. “Mientras era estudiante fui testigo de varias falencias de la comuna en cuanto a nutrición y actividad física se tratara. Cuando me titulé de nutricionista se me ofreció un cargo en el Programa Vida Sana y lo acepte a ojos cerrados, ya que el objetivo del programa es disminuir la malnutrición por exceso (sobrepeso y obesidad), tomando como base la alimentación y la actividad física”, cuenta Ricardo.

Hoy Ricardo tiene 26 años, se desempeña como coordinador del programa en el CESFAM Dr. Monckeberg. “Tengo que cumplir todos los roles necesarios para que el programa no se vea afectado, desde nutricionista que es mi principal función, hasta de administrativo, secretario, de recursos humanos, de telefonista, etc. Hay que hacer de todo”, comenta.

Para Ricardo, estudiar en la Universidad Finis Terrae le ha otorgado muchos beneficios. “Cuando uno entra en el área laboral, te das cuenta de la importancia de estudiar en una institución de calidad como es la Finis. En ella, tuve la oportunidad de contar con profesores de primeria línea, una malla curricular completa donde el objetivo de la escuela es claro, y campos clínicos buenos y variados. Además, la infraestructura de laboratorios, salas de simulación casinos, etcétera, es adecuada. Al momento de trabajar o de conversar con un colega de otra universidad, te das cuenta de que  la diferencia es muy notoria, y que estas varios peldaños por sobre el otro, profesionalmente hablando”, explica Ricardo.

  • Publicado en: Egresados
  • Publicado el: 08.07.16